Viajando con poco dinero

Viajar siempre es posible, incluso puedes transformarlo en una experiencia rentable.

Ahorra en los pasajes

Si el pasaje en avión te parece caro no lo compres hasta agotar las posibilidades, consulta los comparadores de precios de pasajes, busca en redes sociales, entre tus conocidos y también en grupos y sitios de turismo. Atrévete a hacer combinaciones (quedarte un par de días en un lugar puede abaratar el viaje y agregar una experiencia a tu viaje).

Ahorra en la estadía

Aprovecha la creciente “economía colaborativa”, en vez de pagar por un hotel podrías arrendar una habitación en una casa particular. Comparte el auto con otros viajeros. Busca servicios ofrecidos por individuos más bien que por empresas pero asegúrate de que el prestador tenga recomendaciones de personas que sean de tu confianza.

Rentabiliza el viaje

Aunque significa pasar mucho más tiempo fuera del país puedes postular a visas de trabajo en países como Nueva Zelandia, Australia o Canadá. Partir trabajando y aprendiendo el idioma en Nueva Zelandia  y terminar la experiencia conociendo el Sudeste Asiático es el plan que muchos han concretado y recomiendan.